Pandero de Peñaparda


¿Cómo se toca?


De todos los panderos cuadrados que encontramos en la Península Ibérica, el de Peñaparda (Salamanca) es uno de los más singulares por la forma en que se tañe: Se apoya una esquina del pandero sobre el muslo de la pierna izquierda que, normalmente, está apoyada en una silla baja; el dedo pulgar de la mano izquierda permanece enganchado al "rabero" y se aprovecha el resto de la mano para percutir por detrás. La mano derecha empuña una porra o baqueta con la que se aporrea el pandero y el marco.


Construcción: 

Se construye sobre un bastidor cuadrado con piel de cabra vieja ya que es la que mejor se trabaja y no se rompe con tanta facilidad como las de cabras más jóvenes. La originalidad de este pandero es que está envuelto, es decir, tiene piel por los dos lados. Dentro contiene una pequeña cencerrada y un puñado de garbanzos o piedras que sonarán al darle al pandero. Pero es mucho mejor fijarse en éstos vídeos para saber cómo se trata la piel y cómo se construye de primera mano:




Enlaces interesantes que no te puedes perder:
- "El pandero de Peñaparda" Música Tradicional Salmantina

Que lo disfruten.
Marta Serrano Gil.


2 comentarios:

J. C. de Miguel dijo...

Le compré a Andrea un Pandero hace unos meses, se lo presenté a mi gaita y salieron chispas. Ajechando una muñeira se llamó el bebé. felicidades por tu blog.

Gil-Luna dijo...

Muchas gracias! La verdad es que es un instrumento de percusión de lo más completo. Me encanta tocarlo y cantar a la vez... que no es fácil con algunos ritmos, jeje. Eres siempre bienvenido a este humilde rinconcito! Saludos!